Rellenos

Los rellenos, a veces llamados “palabras de muleta” son palabras o frases que se repiten con frecuencia cuando se habla por costumbre. Incluso los usamos reflexivamente, es decir, no nos damos cuenta de que decimos. Es un recurso automático en el que nos “apoyamos” cuando no estamos 100% seguros de qué decir para cubrir el incómodo silencio cuando estamos pensando en la próxima idea de nuestro discurso o para superar los obstáculos lingüísticos que nos impone el lenguaje. El uso de este tipo de vicio se ve reforzado por la falta de un vocabulario amplio y variado, de habilidades de comunicación o de los nervios de una persona. Hay una gran variedad de rellenos. A continuación se presentan algunos de los más comunes. … ¿Sabes? …¿lo tienes? … ¿Verdad? ¿Sí? ¿Está bien? Una muy buena pregunta es qué podemos hacer para eliminar los rellenos de nuestro vocabulario. Hay ciertas maneras que pueden ayudarnos a erradicar este “problema lingüístico”. Por ejemplo, trate de disminuir la velocidad de su habla y haga pausas conscientes entre frases. Al principio, se sentirá un poco forzado, pero con el tiempo le llegará naturalmente. Otro método que puedes usar es grabar tu voz, al menos cuando tienes que hacer una aparición pública. Después, revise el registro e intente detectar los rellenos repetitivos que utiliza. Una vez que los haya identificado, debe trabajar duro para erradicarlos. Esfuércese por evitarlos cada vez que hable en público. Practique mucho frente al espejo, con un colega, amigos o familiares. La práctica hace la perfección; sólo entonces desaparecerán. En conclusión, notamos que los rellenos atenúan la belleza del habla y que las pausas (o el silencio), aunque no nos gusten, son necesarias en cualquier conversación o presentación. (Versión en español: http://blog-de-traduccion.trustedtranslations.com/las-muletillas-2010-07-30.html)

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No hay votaciones)
Cargando…