Política lingüística del Banco Mundial

Nunca dejo de descubrir nuevos hechos sobre el mundo que me aturden al silencio. Rebecca Harris, de Foreign Policy, publicó recientemente un artículo sobre los problemas que tienen los grupos comunitarios en Yemen al recibir una versión traducida de las condiciones del Banco Mundial para recibir una subvención. Cuando fue confrontado, la respuesta oficial del Banco fue: “como todos los demás documentos del proyecto -[las condiciones del préstamo] sólo están disponibles en inglés, ya que éste es el idioma oficial que se utilizará en todas las transacciones y contratos entre el Gobierno de la República del Yemen y el Banco Mundial”. En la carta se cita específicamente al Gobierno del Yemen, pero la idea de que en un país cuya lengua materna no es el inglés pueda existir un medio de comunicación exclusivamente en inglés implica que podría existir en cualquier país, si no en todos. A los destinatarios se les asigna la carga (en términos de tiempo y energía, así como financiera) de traducir con precisión los documentos para su comprensión en la región local. Todo eso frustra un propósito simple: estos grupos fueron al Banco Mundial a solicitar financiamiento para áreas empobrecidas que necesitan ayuda desesperadamente. El dinero recibido será la diferencia entre la vida y la muerte para los seres humanos… y algunos de los fondos disponibles para el grupo ahora deben ser despojados para la traducción cuando el propio Banco Mundial no se tomará el tiempo para proporcionar una traducción. Este aspecto del proyecto, muy costoso, lleva fácilmente a la idea de que el grupo destinatario simplemente se salta el proceso de traducción y, por lo tanto, no entiende las condiciones o los detalles del acuerdo en su totalidad. Me parece asombroso que se presente un obstáculo tan grande en medio de un camino hacia la asistencia y encomio a la Sra. Harris por haber hecho su parte para llamar nuestra atención al respecto.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No hay votaciones)
Cargando…