“Necesito una traducción…”

¿Cuántas veces hemos escuchado a uno de nuestros clientes decir eso? Aunque esta simple frase puede ser el primer paso hacia una relación de trabajo rentable y duradera, como profesionales, necesitamos recopilar mucha más información del cliente con el fin de hacer bien nuestro trabajo y, en última instancia, proporcionar al cliente con el producto de la más alta calidad. Entonces, repasemos algunas de las preguntas clave: 1. ¿La traducción requiere certificación? Si la traducción requiere certificación, se detallará como un servicio aparte con un cargo adicional, ya que un traductor debidamente certificado traducirá y certificará el documento con los gastos correspondientes. 2. ¿Es el documento una traducción urgente? Para proporcionar traducciones de calidad, se requiere un mínimo de tiempo, teniendo en cuenta el ajetreo del mundo de los negocios de hoy. Sin embargo, muchas veces el cliente puede necesitar la traducción fuera de las horas de trabajo o durante el fin de semana, lo que también puede ser añadido como un gasto extra a la factura. 3. ¿Tiene el archivo algún problema especial de formato? Cuando el documento original se envía en un formato especial (distinto de Word o Excel), o es un sitio web, la traducción puede requerir servicios de autoedición (DTP) o de TI para mantener el formato original. Incluso cuando el documento original está en Word o Excel, la autoedición puede ser necesaria para conservar los formatos de imagen, logotipos comerciales, numeración, viñetas, etc. 4. ¿Tiene el cliente un glosario con sus preferencias lingüísticas basadas en traducciones anteriores? Cuando un cliente requiere frecuentemente traducciones para temas recurrentes, puede tener un glosario preparado para sus preferencias de idioma, tales como la traducción de su logo, palabras clave para políticas de negocios, etc. Este glosario será de gran utilidad para que todas las traducciones de la empresa mantengan el mismo estilo lingüístico. 5. ¿Debe la traducción tener en cuenta consideraciones culturales especiales? Algunos clientes pueden tener preferencias de traducción con respecto al sistema de medición para un país específico, independientemente del idioma de destino de la traducción. Por ejemplo, un cliente puede requerir una traducción del inglés al español, pero le gustaría que el texto traducido tuviera el sistema de medición del país donde se originó el documento. 6. ¿La lengua a la que se traducirá el documento se considera una lengua “rara”? Cuando un idioma no es hablado por una población significativa, hay menos traductores disponibles, lo que puede reflejarse en el plazo de entrega y en los costes. 7. ¿Tiene el documento material de referencia? Siempre es útil que los traductores tengan material de referencia mientras trabajan, o incluso traducciones anteriores, para tener una mejor idea de la empresa, sus productos y la imagen comercial que proyecta.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No hay votaciones)
Cargando…