Los muchos sombreros de un traductor

La tarea de un traductor no es tan fácil como mucha gente piensa. No se trata simplemente de sentarse, leer un texto y reescribirlo en la propia lengua materna. En su mayor parte, los traductores profesionales también son estudiantes porque en esta profesión usted debe continuar actualizando sus habilidades y conocimientos mucho más allá de la conclusión de su formación universitaria formal con el fin de mantenerse al día en las áreas de especialización de cada uno, así como las estrictamente relacionadas con la traducción per se. Un traductor especializado en un campo en particular, por ejemplo, el jurídico, debe estar al tanto de cualquier cambio, nueva terminología, etc., que se produzca en su área de especialización. Además, también es necesario informarse y conocer las nuevas herramientas de traducción que aparecen en el mercado; esto le ayudará a ampliar su base de clientes y su campo de trabajo. Además de estudiante, el traductor es también un “investigador”. Por qué? Porque el trabajo de un traductor profesional a veces parece requerir un conocimiento enciclopédico. Es aconsejable que como traductores, nos especialicemos en un campo específico. Sin embargo, muchas veces nuestra curiosidad, o exigencias externas, nos empuja a expandirnos y es entonces cuando nos sentimos tentados a asumir trabajos relacionados con otras áreas del conocimiento. Medicina, ciencias sociales, tecnología, manuales técnicos, literatura infantil, folletos de empresa… . a veces lo queremos todo! Y es entonces cuando la investigación se vuelve primordial. El traductor debe confesar y responsabilizarse del texto entregado, y para llegar a un buen producto final, debe embarcarse en una investigación exhaustiva… El proceso de aprendizaje continuo es un ingrediente cotidiano en la vida de un traductor. Dicho esto, no podemos olvidar nuestro papel como escritores también. No sólo necesitamos tener un profundo conocimiento de ambos idiomas (idioma de origen y de destino), sino que también nuestro uso de la ortografía, la gramática y el vocabulario debe apuntar a la perfección. No es fácil mantener la coherencia de estilo, registro y vocabulario utilizados. Todo esto requiere mucha concentración y práctica, además de años de estudio y preparación. La mayor satisfacción de todo esto es que una vez entregado el texto final, podemos ganarnos los elogios del cliente por la excelente calidad de nuestro trabajo. Cuando este es el caso, significa que hemos cumplido con las expectativas del cliente y que es probable que seamos su primera opción a la hora de contratar servicios de traducción en el futuro. Para leer el post original en español vaya a: ” Traductores multifunción “

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No hay votaciones)
Cargando…