Inglés americano contra inglés británico: ¿Cuál domina el mundo?

Los Estados Unidos e Inglaterra parecen haber estado siempre (al menos desde que los Estados Unidos se convirtieron en un país) tratando de establecer la supremacía tanto sobre sus propios continentes como ostensiblemente sobre el mundo. Los británicos dominaron durante bastante tiempo, conquistando nuevas tierras tanto en América como en África (y Oceanía, las Antillas, el Sudeste Asiático, Oriente Medio… “El sol nunca se pone en el Imperio Británico”) donde la influencia británica sigue siendo evidente. Si nos adelantamos a los tiempos modernos, las cosas parecen ser como eran hace un par de siglos; ambos países dominan en los negocios, la tecnología y los asuntos económicos. ¿Pero qué hay del lenguaje? ¿Ha dominado una “versión” de la lengua inglesa a la otra? Lógicamente, si nos fijamos en Europa, la gente que aprende inglés como segunda lengua aprenderá inglés británico, lo que no es una gran sorpresa dada la proximidad geográfica del Reino Unido y los lazos políticos que mantiene con el resto de Europa. Si miramos fuera de Europa, también podemos encontrar la influencia británica en otros continentes, en realidad en los seis, específicamente en países y Estados que pertenecen a la Commonwealth (compuesta por más de 50 países) como India, Pakistán y Hong Kong, por mencionar algunos. Otros países como Australia, Nueva Zelanda, Canadá, Sudáfrica, Trinidad y Tobago y Jamaica, donde el inglés es el idioma nativo y oficial, son ejemplos del dominio del inglés británico en todo el mundo. ¿Y qué hay del inglés americano? Todos sabemos que la “influencia americana” se debe a su estatus de superpotencia en términos de logros económicos y tecnológicos, por no mencionar la enorme influencia global de los medios de comunicación (por ejemplo, la industria del entretenimiento y Hollywood); después de todo, las películas y programas de televisión americanos han llegado a todo el mundo. Los países latinoamericanos se ven más influenciados por el inglés americano a la hora de aprender inglés como segunda lengua, una vez más, como consecuencia de la situación geográfica del continente. Sin embargo, esta influencia no se limita sólo al lenguaje. La cultura estadounidense también ha influido en el modo de vida de América Latina, creando un deseo colectivo de alcanzar “el Sueño Americano”, la posibilidad de lograr cualquier cosa que se proponga lograr. En el caso de que la cultura y el idioma estén interconectados, ¿significaría esto que el inglés estadounidense es el más influyente de los dos? ¿Incluyendo países donde parece que la influencia británica ya ha sido establecida? Como las lenguas están en constante cambio, las entidades vivientes, en perpetua evolución y expansión, podríamos ver un cambio significativo en el equilibrio de influencia que, hasta ahora, el inglés británico parece haber dominado.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No hay votaciones)
Cargando…