Gestores de cuentas, gestores de proyectos y otros actores de la industria de la traducción

Para aquellos que no son clientes habituales de la traducción, todos los términos de la industria de la traducción pueden ser bastante confusos. ¿Quién es la primera persona con la que debemos comunicarnos? ¿Un gestor de cuentas, un gestor de proyectos o directamente con un traductor? El gestor de cuentas es el agente de ventas que, en la mayoría de los casos, es el primer punto de contacto entre el cliente y la empresa de traducción. Sus tareas incluyen la gestión de las cuentas de la empresa, el asesoramiento a los clientes y la información al director del proyecto sobre las necesidades del cliente y las especificaciones del proyecto. El gerente de proyecto es responsable de otras tareas, tales como cotizar el tiempo que tomará traducir el proyecto u otros documentos necesarios para el cliente. El tiempo dependerá de varios factores, como el número de pasos necesarios para lograr una traducción adecuada (por ejemplo, traducción y edición) y el formato del documento original. También es el jefe de proyecto quien determina el coste final del proyecto de traducción. Podríamos concluir que la principal diferencia entre ambos es que el gestor de cuentas se centra en las necesidades de los clientes, mientras que el gestor de proyectos se centra en los recursos de traducción. Después de completar la cotización, el gerente de proyecto la envía al gerente de cuenta, quien a su vez la envía al cliente. Es vital que la comunicación entre ambos sea clara y concisa. Si el cliente acepta el presupuesto, es el momento de iniciar el proyecto! Ahora, el gerente de proyecto es responsable de organizar el equipo de traductores, editores y/u otros especialistas necesarios para completar el proyecto. Los dos actores principales en esta etapa son el traductor y el editor. Aunque ambos profesionales tienen el mismo objetivo – producir una traducción de calidad – sus tareas son muy diferentes. El traductor es el primero en trabajar sobre el texto original; es su tarea transmitir el contenido del mismo en la lengua o lenguas de destino (las especificadas por el cliente). El editor, por su parte, revisa la traducción, centrándose en el vocabulario utilizado, la gramática y el estilo del texto. Finalmente, para garantizar la máxima calidad posible, el texto traducido y editado se revisa de nuevo. Esta revisión es realizada por una tercera persona que se centra en la puntuación, la ortografía, la coherencia y la cohesión del texto.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No hay votaciones)
Cargando…