En defensa de las traducciones automáticas

En un post anterior ( Industrial Translations y MT), hablé de las industrias que tienen que adaptarse al nuevo concepto de la “era de la discontinuidad”. Los académicos se preguntan ahora: ¿todos los sectores tienen que enfrentarse a esta nueva concepción de la economía y del mundo empresarial? El análisis sugiere que algunos sectores son más propensos que otros, aunque todos deben estar alerta porque la discontinuidad se manifiesta como una amenaza para varios frentes.

Uno de los frentes particularmente vulnerables es el que ofrece uno de los factores de producción más desarrollados desde la Revolución Industrial: la tecnología . En nuestro caso, más específicamente en lo que se refiere a los desarrollos en tecnología de la información (“IT”). Si hay alguna duda sobre la estrecha relación entre nuestra industria de la traducción y la tecnología, ¿puede alguien imaginarse a alguien que, ahora en la segunda década del siglo, se ofrezca a traducir usando nada más que papiro y pluma como hizo San Jerónimo en los buenos tiempos?

Creo que lo mínimo que un profesional pediría hoy en día sería un ordenador con al menos un procesador de textos personal. Sin olvidar que la mayoría exige un entorno que contenga memorias de traducción, glosarios y, por si fuera poco, actualizaciones en tiempo real de todo cuando se trabaja en dicho ordenador. Así que supongamos que somos tecnológicamente dependientes y también vulnerables. Los desarrollos en TI pueden tener un gran impacto en nuestro negocio.

De esta manera, tenemos que aceptar que el desarrollo de la MT (“traducción automática”) está aquí para quedarse, que va a mejorar continuamente, y será una herramienta fundamental en el segmento de las traducciones industriales, a medida que este segmento crezca y mejore. (Versión en inglés: http://blog-de-traduccion.trustedtranslations.com/en-defensa-de-las-traducciones-automaticas-2011-06-13.html)

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No hay votaciones)
Cargando…