El ascenso del espanglés

El término Spanglish nació entre 1965 y 1970 y se refiere a cualquier expresión en español que tome prestadas partes del inglés, especialmente como s ubstituciones de palabras en español. Los campos más comunes que utilizan y abusan del espanglés son los relacionados con la tecnología, ya que la mayoría de los productos introducidos en el mercado son en inglés. Estos términos son comúnmente usados por los expertos de la industria y cuando los profesionales de otros idiomas necesitan la traducción de un texto, no quieren una traducción que sea tan extraña para ellos por un concepto en inglés que se ha vuelto ampliamente reconocido. Prefieren términos que les son familiares a términos que quizás sean más correctos en su propio idioma. Así es como hemos acuñado palabras como resetear (reset), zipear (zip), formatear (format), tipear (type) y bacapear (backup), por ejemplo. Como traductores, con frecuencia nos horrorizamos cuando leemos textos en español que “suenan como el inglés” precisamente porque reflejan el original en inglés. Nos encontramos diciendo: “Nunca traduciría así”. Sin embargo, el problema es que a veces, algunos clientes nos presentan un dilema. Podemos respetar sus deseos y utilizar su terminología preferida aunque suene a inglés, o traducir y seguir nuestros propios criterios lingüísticos, creando un texto que sea menos literal pero que suene más natural. Como producto de este equilibrio entre la satisfacción del cliente y el respeto de las normas lingüísticas, el espanglés ha surgido en el mercado de la traducción como un invento lingüístico situado a medio camino entre el inglés y el español. Si bien ha demostrado ser muy útil para los clientes, leer espanglés, sin embargo, se convierte en una pesadilla para los hispanohablantes que tratan de conservar la belleza de una lengua romance tan rica como es el español.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No hay votaciones)
Cargando…