Cómo las traducciones pueden arruinar sus esfuerzos de marketing

¿Has oído lo del coche que no va? Cuenta la leyenda que una importante empresa de automóviles estaba introduciendo una nueva línea llamada Nova en el mercado latinoamericano. El mayor descuido que la compañía hizo fue la diferencia de idioma; en español, “nova” significa “no ir”.

Aunque en realidad, “no va” en español no es una forma típica de describir un coche que no funciona. Esta historia se cuenta a menudo como una anécdota divertida de cómo las corporaciones multinacionales no se dan cuenta de que una simple palabra que se pasó por alto puede condenar a un producto entero. Hay muchas historias similares por ahí.

Otra historia comúnmente contada es de Parker’s Pens. Tradujeron su eslogan a lo que la traducción inversa sería: “No se filtrará en tu bolsillo y te fecundará”. Sin embargo, rápidamente se dieron cuenta de que el uso español de “embarazar” tiene un significado muy diferente y no significa “avergonzar”.

En este caso, los traductores no hicieron bien su trabajo y lo más probable es que no tuvieran editores que pudieran detectar fácilmente este “vergonzoso” error.

Estas historias, ya sean verdaderas o cuentos, apuntan a la misma conclusión: No escatime en traducciones. Asegúrese de utilizar una agencia de traducción de buena reputación que le garantice resultados y calidad. Por favor, confíe en Trusted Translations y no dude en ponerse en contacto con nosotros para obtener un presupuesto gratuito.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No hay votaciones)
Cargando…