Cómo diferenciarse de los demás

En nuestra empresa tenemos literalmente miles de traductores en todos los pares de idiomas. Sin embargo, sólo unos pocos se utilizan regularmente para cada idioma. Las traducciones realmente buenas que requieren muy poca edición son pocas. Así pues, las empresas se aferran a los traductores que siempre ofrecen un trabajo de buena calidad. Por lo tanto, si acabas de empezar a trabajar como traductor o no consigues el trabajo habitual que te gustaría, ¿cómo te diferencias del resto? El consejo más grande que puedo ofrecer es, después de traducir el proyecto, leerlo una vez más. Pequeñas cosas como reglas básicas de gramática y una corrección ortográfica final (y no sólo la de la computadora – ¡es increíble cuánta gente no lo hace!) serán de gran ayuda. Asegúrese de que tiene sentido en el idioma de destino y que no ha omitido palabras o incluso frases completas. Sobretraducción es también un gran no-no. Asegúrese de que los nombres estén escritos correctamente y que los números estén como estaban en la fuente. Cuando se trata de traducción, estas pequeñas cosas son cruciales. Mantener el formato del documento sim pleado y tal como aparecía en la fuente. Ningún editor quiere reformatear, añadir espacios y tabulaciones y cambiar las fuentes a cursiva y negrita. Hagas lo que hagas, si no tienes tiempo para asumir un proyecto, no digas que lo tienes. Sólo hace falta una traducción muy mala y apresurada para que te quiten el nombre de los libros, o se revierten las tarifas de pago si el editor tiene que volver a traducir todo. Unas pocas traducciones consistentemente buenas resultarán en una avalancha de trabajo, ya que siempre hay algo que traducir. Y si usted no tiene una comprensión completa de por lo menos el idioma de destino y una buena comprensión del idioma de origen, ¡tal vez sea hora de pensar en una nueva carrera! Versión en español: Cómo distinguirse entre la multitud

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No hay votaciones)
Cargando…