Blog

Cómo buscar términos o añadir un nuevo término en MultiTerm:

Cuando estamos traduciendo, seguramente querremos añadir términos para completar nuestra base de términos o buscar un término para mantener la coherencia de la traducción. Para buscar un término: A. Vaya a la ventana MultiTerm e ingrese el término. Si no quieres escribir la palabra completa o si no encuentras la palabra exacta, sino una similar, puedes hacer la búsqueda sólo con las 3 primeras letras de la palabra que buscas. B. Si desea buscar un término directamente desde el documento con el que está trabajando, sólo tiene que resaltarlo con el cursor, y en el menú Word, en MultiTerm, encontrará BUSCAR TERMBASE. Para añadir un término a la base de datos terminológica: Resalte el término que desea agregar y haga clic en AGREGAR ENTRADA en el menú MultiTérmino en Word. Se abrirá una nueva ventana en la que podrá añadir el término con la traducción correspondiente, que se incluirá en la base de términos una vez que haga clic en AÑADIR ENTRADA.

Edición vs. Edición

En el proceso de un proyecto de traducción, hay muchos pasos diferentes en el flujo de trabajo que pueden estar involucrados, dependiendo de la complejidad de lo que se está traduciendo y de las necesidades de la persona o entidad que solicita la traducción. Uno de los pasos más comunes de este flujo de trabajo es la edición, que forma parte del proceso tradicional de flujo de trabajo “TEP” de traducción, edición y revisión. La primera y más clásica definición listada para edición por el Oxford Dictionary online es “preparar (material escrito) para su publicación corrigiéndolo, condensándolo o modificándolo de alguna otra manera”. Con la globalización y la necesidad de servicios de localización (que incluye la traducción), y en el contexto de TEP, la edición se convierte en un paso posterior a la traducción, en el que la traducción es revisada por un editor contra el texto original, antes de ser enviada para una revisión final. Pero hay otra palabra, edición, que a veces se usa erróneamente para referirse a este paso de edición. Las palabras edición y edición son muy similares, y es comprensible que se pueda esperar que edición sea una palabra apropiada para usar en este contexto. Para los hispanohablantes nativos, la confusión proviene del hecho de que la palabra para este paso de edición en español es edición, lo que naturalmente podría llevar a uno a creer que el término correspondiente en inglés debería ser edición. Sin embargo, este no es el caso. Echemos un vistazo más de cerca a las dos palabras y sus historias. Como uno podría imaginar, ambas palabras se derivan del mismo origen. Según Etymonline, un diccionario de etimología en línea, la palabra edición llegó por primera vez al idioma inglés en el siglo XV, derivada de la palabra francesa édition, que a su vez tiene sus raíces en una forma del verbo latino edere, que significa “producir”. La palabra edición es la forma gerundia del verbo a editar, que de hecho es una formación inversa de la palabra editor. Editor proviene de una palabra latina con la misma ortografía, editor, una forma de sustantivo que proviene del mismo verbo raíz, edere. Entonces, ¿qué significa la edición? Etymonline dice que la edición se utilizó en el siglo XVI para referirse al “acto de publicar”; sin embargo, ese uso hace tiempo que ha quedado obsoleto. Hoy en día, según el Diccionario Oxford en línea, edición se utiliza para significar lo siguiente: Una forma o versión particular de un texto publicado. El número total de copias de un libro, periódico, u otro material publicado publicado a la vez. Una versión o instancia particular de un programa o emisión regular. Como podemos ver, edición no es un término apropiado para describir el paso “E” en nuestro proceso TEP. Hacer esta distinción entre edición y edición es importante para evitar malentendidos y confusión. Por lo tanto, la próxima vez que tenga una traducción que necesite ser revisada antes de enviarla para su revisión final, recuerde esta edición del blog Trusted Translations y pida que la editen.

Qué tipo de francés utilizar

En artículos anteriores introdujimos las diferentes variaciones francesas, e hicimos la comparación con el español. Si bien todos los francófonos pueden entenderse entre sí, como sucede con los hispanohablantes, no es el mismo francés que se habla en todos los países francófonos. Dijimos que mientras que los francófonos pueden entenderse perfectamente independientemente del país del que procedan, los franceses de Francia no son los mismos que los de Canadá o Costa de Marfil. Y en este artículo nuestra atención se dirige más a los franceses en los países africanos. Mientras que los franceses llegaron a África con los colonos franceses y belgas, la fusión del francés con lenguas preexistentes se convirtió en un francés africano, con ciertas peculiaridades. Algunas de las diferencias más notables entre los franceses de África y los de Francia y Canadá son principalmente en pronunciación y vocabulario. Aunque existen diferencias de pronunciación entre los propios países africanos (los marroquíes suenan muy diferentes a los senegaleses), existe una tendencia común a todos los africanos francófonos: como la pronunciación de la letra R, que no es la misma pronunciación gutural que en Francia. Otros sonidos también difieren de sus contrapartes en Francia y Canadá, por ejemplo la pronunciación de los sonidos[d],[t],[l] y[n]. Y no es sólo una cuestión de sonidos, sino también de entonación. Con respecto al vocabulario hay diferencias notables. Hay términos utilizados en el francés en África que no se encuentran en el francés de otros continentes. Estas palabras nacieron en una región en particular o son tomadas de lenguas africanas. También observamos que un término puede tener diferentes significados en Francia o en África. Algunos ejemplos: “Arrêter”, que significa detener algo o a alguien en francés europeo, significa sostener en África, que a su vez es “tenir” en francés. Para indicar que la comida está caliente, un francés diría “C’est chaud”, pero para un africano sería “ça chauffe”. Para más información sobre los diferentes dialectos franceses, visite nuestra página web.

Las ventajas de hablar varios idiomas

Durante nuestros tiempos modernos, casi todos los profesionales son alentados (o requeridos) a dominar más de un idioma con fluidez. En la escuela primaria y secundaria, así como en la universidad, los estudiantes tienen que tomar clases de idiomas para cumplir con los requisitos de graduación. Sin embargo, las ventajas de hablar más de un idioma van mucho más allá del ámbito profesional. Hablar con fluidez una segunda lengua (o una tercera o cuarta) puede ayudarte a conectar con tus raíces y tu herencia, si decides aprender una lengua hablada por generaciones anteriores de tu familia. En los Estados Unidos, todo el mundo tiene un pariente que era inmigrante, ya sea de Europa, África, Asia, Sudamérica, etc. Aprender el idioma que su familia hablaba antes del inglés seguramente puede ser una manera de entender mejor los lazos familiares y la historia. Además, aprender un idioma extranjero también es saludable para tu cerebro. Los estudios han demostrado que las personas que hablan varios idiomas tienen un menor riesgo de desarrollar Alzheimer y mejor memoria también. También es más fácil realizar varias tareas al cambiar de un idioma a otro una vez que haya alcanzado un nivel bilingüe. Otros beneficios están relacionados con las diferencias culturales, ya que las personas que hablan varios idiomas son capaces de percibir las sutilezas que se pierden en la traducción, por no hablar de la comprensión del cine, la música y la literatura sin tener que recurrir a los subtítulos, el doblaje y las traducciones. En resumen, estudiar idiomas extranjeros y hablar un segundo o tercer idioma además de su lengua materna trae muchos beneficios claros… y ningún inconveniente.

Cómo escribir “Simplemente”

Cuando un cliente solicita una traducción de una agencia, por lo general requiere que se cumplan ciertas pautas o que se proporcionen instrucciones o instrucciones que deben seguirse durante el trabajo. Por ejemplo, un cliente puede solicitar que se cumpla con un glosario de terminología específica, que el texto esté escrito en una fuente o color específico, o que se entregue en un formato en particular, sólo por nombrar algunos ejemplos. Además, pueden pedir que el/los traductor(es) respete(n) un determinado registro para la traducción, en este caso porque el cliente final es alguien cuyas traducciones son normalmente leídas por un público con un cierto nivel de alfabetización y expectativas (ya sea un nivel académico, que requiere el uso de una lectura alta, o una persona con secundaria incompleta, en cuyo caso usted debe utilizar un registro más bajo). Escribir en un tono alto no es difícil para un traductor, sobre todo porque los traductores tienen una sólida formación académica que les permite utilizar las palabras adecuadas para cada público y el tema en cuestión, investigar, aplicar la terminología adecuada, etc. El problema surge cuando se desplaza el registro hacia abajo, es decir, cuando se escribe “simplemente” (no confundir con una mala escritura, lo que es inaceptable), que, por naturaleza, un amante de la lengua a menudo tiene problemas para dominar. Por esta razón, es esencial considerar algunos aspectos clave a la hora de bajar el registro de una traducción. Si el objetivo de la traducción es alcanzar un nivel de educación no superior a la enseñanza primaria, recomendamos: Usar palabras comunes, sin demasiada complejidad. Se espera que estas palabras comunes formen parte del vocabulario y del vocabulario oral y verbal de la persona que habla el idioma de destino. Procesar oraciones escritas simples para que el idioma pueda ser entendido con precisión, rapidez y facilidad. Evite el uso de subordinados, con tiempos compuestos que son significativamente más complejos de entender. No exagere la longitud de los párrafos. Cuanto más corto es un párrafo, más fácil es seguir la línea de lo que se está leyendo. Los párrafos largos tienden a aburrir o cansar al lector, y por lo tanto pierden la capacidad de comprender. Así como hay diferentes niveles de traducción, también puede haber diferentes niveles de lectura. Según la UNESCO, en un estudio para monitorear los diferentes niveles de alfabetización en una población, las personas pueden tener diferentes niveles de lectura de texto: Nivel I (lectura literal primaria). Se trata de la lectura más básica y sencilla, que implica el reconocimiento explícito de las estructuras locales, identificando a los actores de una historia, las piezas clave de la argumentación y las relaciones declaradas explícitamente. Nivel II (lectura literal, modo parafraseado). Este nivel tiene un nivel más alto de complejidad en la lectura, y requiere una traducción de las palabras cubiertas por el significado literal del texto. Las preguntas piden volver a contar el texto en otras palabras, sin requerir una comprensión profunda del mismo. Nivel III (lectura inferencial). En este nivel, llenar los espacios vacíos del texto, haciendo explícitos los supuestos en los que se basa, vincular proposiciones a nivel micro y macro textual e identificar diferentes tipos de relaciones implícitas en el texto. Las preguntas requieren vincular el texto en torno a un tema y reconocer los contornos parciales del texto. (Versión en español: http://blog-de-traduccion.trustedtranslations.com/como-escribir-simple-2011-01-25.html)

El reto de traducir notas médicas

Ir a ver a un médico debido a una lesión o enfermedad es una práctica común que se lleva a cabo todos los días en todo el mundo. Después de diagnosticar al paciente, el médico prepara una nota manuscrita para que el paciente pueda comprar una receta. La letra de la nota es a menudo indescifrable para nosotros, pero estamos seguros de que el farmacéutico será capaz de entender lo que dice. Esto nos lleva a preguntarnos: ¿por qué la escritura de los médicos es casi siempre ilegible? Además, esto es algo que puede ser motivo de preocupación; por ejemplo, imagínese lo que pasaría si el farmacéutico malinterpretara el nombre del medicamento y nos diera otro que podría hacernos aún más enfermos. Aunque es difícil entender las notas médicas, es aún más difícil traducirlas. Los hospitales, las compañías de seguros de salud u otras compañías de atención de la salud a menudo requieren la traducción de recetas, registros médicos, notas de diferentes médicos, formularios rellenados a mano, etc… Entonces, ¿cómo debemos abordar esta misión aparentemente imposible? Para traducir estos documentos, primero debemos convertir el texto original a un formato de texto editable. Sin embargo, dado que suele haber una gran cantidad de texto escrito a mano, a menudo es necesario un paso más: la preedición. Durante el proceso de preedición, el traductor rellena el texto convertido con toda la información que no ha sido reconocida por el convertidor… o al menos lo que es capaz de entender. A menudo, muchos fragmentos deben ser marcados como “ilegibles” debido a la escritura indescifrable del médico, la mala calidad del texto original, o ambos. Ocasionalmente, ni siquiera es posible reconocer el idioma. Por supuesto, se puede consultar a un médico para asegurarse de que el texto se ha entendido correctamente. Con el fin de producir una traducción precisa y fiable, es vital proporcionar buenas copias de los textos médicos. Si a primera vista es difícil entender lo que dice el texto, nunca está de más pedirle aclaraciones al médico o pedirle que lo escriba a máquina. Afortunadamente, hoy en día, es cada vez más común almacenar este tipo de información médica en un formato digital, editable y comprensible. Pero para los textos escritos a la antigua usanza, examinarlos con un ojo humano es la mejor manera de garantizar una traducción de calidad, lo que nos recuerda uno de los mayores desafíos de la historia de la humanidad: los seres humanos que intentan descifrar a otros seres humanos.

Y la familia sigue creciendo…

Como mencioné la semana pasada, este será mi último post para el blog. Dicho esto, quería tomarme un momento para dar la bienvenida a los nuevos miembros de nuestro equipo: María Cecilia – Spanish Translation Blog -Scott y Killian – English Translation Blog Ambos blogs tendrán nuevos participantes que los harán mucho más enriquecedores para todos. Todos ustedes están oficialmente invitados a echar un vistazo a los nuevos artículos semanales y dejar sus comentarios. Disfrute!

Un gran “spasibo” para los traductores de los clásicos rusos

Si no estás planeando aprender ruso y aprenderlo rápido, esta temporada de vacaciones es el momento perfecto para deleitarte con un poco de literatura clásica rusa, estilo inglés, traída a ti por los renombrados traductores Richard Pevear y Larissa Volokhonsky. Mi primer clásico ruso fue Crime & Punishment, traducido por la pareja residente en París cuyos nombres no me eran familiares en ese momento. Mi experiencia con la obra maestra de Dostoyevsky fue inolvidable, y como alguien que también ha leído traducciones bastante aproximadas de la lengua rusa tanto en español como en inglés, puedo atribuirlo a la experiencia de Pevear y Volokhonsky. Huelga decir que las mentes geniales detrás de las lecturas más deliciosas (Guerra y Paz, Los Hermanos Karamazov, Nota del Submundo, Almas Muertas, todas y cada una de las historias de Chejov) son los propios autores – he leído algunas polémicas en publicaciones en línea sobre la fama de los traductores y el bombo creado en torno a sus versiones en inglés. A uno le puede gustar su estilo o no, y estar a favor o en contra de apartarse de las traducciones literales para crear un libro más “legible” y accesible. Lo que es indiscutible son los beneficios inmediatos que se derivan de la importancia dada por la pareja a la polifonía en estos clásicos -la literatura rusa está de nuevo en el apogeo de las discusiones literarias, y las maneras de abordar la imposible tarea de proporcionar a un lector que no habla ruso una versión lingüísticamente leal de cualquier clásico ruso se están contemplando con frecuencia. No se trata de traducciones ad hoc, sino que han sido ampliamente leídas, utilizadas y apreciadas de forma irrevocable. Si bien esto no puede borrar el viejo debate sobre la fidelidad frente a la maleabilidad, sí demuestra que una gama más amplia de accesibilidad de los clásicos mencionados no pasa desapercibida para los lectores hambrientos, especialmente si hablan uno, dos o tres idiomas solamente, y ninguno de ellos es ruso.

¿Qué es la transcripción y cómo puede beneficiar a su empresa?

Aunque la transcripción puede referirse a muchas cosas diferentes (incluyendo la expresión génica y la anotación de una pieza musical no comentada) como un servicio, y en el campo del lenguaje, la transcripción es la conversión del habla, o alimentación de audio, en texto escrito. Entre sus muchos propósitos, este servicio puede ser utilizado para crear subtítulos para un video, para crear una base para traducciones posteriores a muchos idiomas diferentes, o simplemente para tener un registro de cualquier tipo de contenido multilingüe de video/audio. Trusted Translations no sólo cuenta con los recursos para proporcionar transcripciones rápidas y precisas realizadas por lingüistas nativos, sino que también podemos traducir esta transcripción, lo que ahorra tiempo y dinero a los clientes al realizar ambos servicios dentro de la misma empresa. Además, Trusted Translations tiene la capacidad de trabajar con tecnología y formatos de medios, incluyendo: mp3, mp4, Cintas, CDs, Video Cassettes, Mini Disc, Digital Audio, Digital Video, Audio Tape, Micro Cassettes, Mini Discs, CD/DVD, WMA, WAV, MPEG-1, -2, -4, MOV, AVI, Vorbis, AAC, AAC+, AAC+v2, MusePack, Speex, Media Audio, AMR NB/WB, RealAudio, mp3PRO, FLAC, WavPack, Monkey’s Audio (APE), OptimFrog, Audio Lossless Coding (ALS), WMA Lossless, True Audio (TTA), H.264, XviD, Theora, Flash Video, Dirac, H.263, 3ivx, RealVideo, Windows Media Video (WMV), VOB, Matroska, ASF, PMP, RealMedia, OGM, VCD. Otro factor importante en la transcripción es el precio. En Trusted Translations, a los clientes se les cobra una tarifa fija por minuto de audio, que varía según el idioma y la complejidad del contenido. Si se necesita una traducción de la transcripción, se añade un cargo adicional al precio. Como Trusted Translations es una empresa comprometida con el desarrollo de relaciones a largo plazo con sus clientes, ofrecemos descuentos por volumen, lo que puede ahorrarles hasta un 50% en grandes proyectos. Si desea ponerse en contacto con nosotros para obtener un presupuesto gratuito sobre sus necesidades de transcripción, visite nuestro sitio web.

Lo mejor para usted: Calidad o Usabilidad?

Un término que se usa muy a menudo en la mayoría de las industrias es “calidad”. Pero, ¿qué significa esto en la industria de la traducción? Ciertamente podemos empezar por discutir si la traducción es una ciencia, un oficio o un arte. Sin embargo, en lo que respecta a la primera, la traducción no puede considerarse una ciencia exacta como las matemáticas o la física, ya que no existe una métrica exacta que podamos utilizar para determinar si una traducción es correcta o incorrecta. Por esta razón, la calidad de la traducción es una cuestión muy subjetiva. Sin embargo, la traducción tampoco es tan subjetiva como las disciplinas artísticas tradicionales como la música, la pintura o la literatura, ya que, de hecho, existe un cierto nivel de exactitud. La precisión, por ejemplo, es especialmente relevante en traducciones técnicas de textos jurídicos o relacionados con la ingeniería. Entonces, con una definición tan variable de “calidad”, ¿cómo debemos enfocar el concepto de calidad de la traducción? Una alternativa sería introducir el concepto y enfatizar la importancia de la “usabilidad”. La usabilidad se refiere a si la traducción cumple o no con su propósito. Por ejemplo, podríamos contrastar entre la traducción de un libro a publicar y la traducción de artículos perecederos en sitios de redes sociales durante un evento importante, como un evento político o deportivo. Para ser “utilizable”, la traducción del libro requerirá traducciones extremadamente precisas y debe fluir impecablemente en el idioma de destino, por lo que se requerirán varios pasos de edición y corrección, además de la traducción. La traducción de las entradas de Twitter, por otra parte, no requeriría un análisis tan exhaustivo. Para ser “utilizables” y pertinentes, tendrían que traducirse muy rápidamente, sobre la marcha, y no requerirían una fase de control de calidad tan profunda. Si estos no se viralizan rápidamente, su valor se desvanecería al ser enterrados a seis pies bajo toneladas de nuevos tweets. Como podemos ver, definir la calidad no es una tarea fácil. Está influenciada y compuesta por muchos factores diferentes, y es extremadamente subjetiva dependiendo del uso al que se destine la traducción, así como de la opinión de cada persona. Como comprador potencial de servicios de traducción, ¿ha decidido si debe buscar calidad o usabilidad? En cualquier caso, puede ponerse en contacto con nosotros para obtener un presupuesto gratuito.