Adjetivos: Diferencias en inglés y español

En inglés, los adjetivos siempre se deletrean igual y, sintácticamente, casi siempre se colocan delante del sustantivo. En español, hay unos pocos que son generalmente inmutables, pero la mayoría no lo son, y casi todos denotan el número del sujeto (singular o plural). Su valor expresivo difiere dependiendo de si se coloca antes o después del sustantivo. En español, el adjetivo post-positivo limita el significado del sustantivo mientras que los adjetivos atributivos lo realzan. Cuando se copia el orden de las palabras del inglés y se coloca el adjetivo delante del sustantivo, se le da a la oración un uso ornamental (cuando se cita una característica ya implícita) o figurativo. El adjetivo no siempre califica a todos los sustantivos que le siguen. La separación de dos adjetivos por una coma, tan común en inglés, les confiere un valor expresivo en español. Otra característica sintáctica del inglés es la facilidad para crear adjetivos a partir de sustantivos. Un ejemplo perfecto de la flexibilidad en la creación de adjetivos en inglés es su capacidad de composición mediante el uso de guiones. Esta capacidad de generar adjetivos en inglés, reforzada por la existencia de sufijos, permite la creación natural de nuevas palabras, incluso a partir de nombres propios o de marcas registradas. La posición de los adjetivos se decide por un conjunto de reglas y usos que van desde lo estrictamente fijo en el caso de las construcciones estereotipadas hasta las sutilezas de las bisagras relacionadas con la eufonía y el ritmo. Algunos adjetivos van detrás, como los que se refieren a las relaciones, que se convierten en un sustantivo de nombre complementario, o los de color y nacionalidad. Otros son colocados antes, lo que puede depender del tipo de valor expresivo que se les quiera dar. Y otros, como los adjetivos de tamaño, pueden unirse al sustantivo y calificarse como sufijo.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No hay votaciones)
Cargando…